martes, 13 de junio de 2017

ELDA - Amor Pirata



Amor Pirata
El capitán y la abanderada de la comparsa de Piratas aprovechan las fiestas para casarse con sus trajes de guerrilla en el castillo de Embajadas

Pérez Gil 03.06.2017 | 03:22
Los enamorados se besan, tras darse el «sí quiero», para sellar su enlace festero durante la ceremonia civil celebrada en el castillo de Embajadas.
Los enamorados se besan, tras darse el «sí quiero», para sellar su enlace festero durante la ceremonia civil celebrada en el castillo de Embajadas. áxel álvarez
Fotos de la noticia
El alcalde oficia la ceremonia vestido de Estudiante y pide a la pareja que «lo que ha unido la fiesta, no lo separe el hombre».
Una boda nunca vista en Elda fue la que ayer unió a los capitanes de la comparsa de Piratas en el castillo de Embajadas y en plenas fiestas de Moros y Cristianos. Los felices contendientes, la abanderada Alba Gómez y el capitán Alejandro Sánchez, llegaron a la fortaleza desfilando en pasacalles junto a sus padrinos, el padre de ella Juan Gómez y la madre de él Mari Ángeles Santos, y muchos de los invitados. Ciento cincuenta en total y casi todos festeros de las nueve comparsas. Así que la estampa era única y el momento irrepetible.

Los enamorados irrumpieron en la plaza pasadas las dos de la tarde, tras finalizar el traslado de San Antón, luciendo sus preciosos trajes de guerrilla y con la banda de música interpretando el pasodoble Xàbia. Y a pesar de que el corazón de ambos es «muy pirata» ni el novio ni la novia pudieron reprimir las lágrimas de emoción en un momento histórico para las fiestas de Elda. Histórico porque, por vez primera, el castillo de Embajadas se convierte en el escenario de una boda. Una ceremonia civil oficiada por el alcalde, Rubén Alfaro, que también acudió con el traje de la comparsa de Estudiantes a la que pertenece. «El lugar y el día que habéis elegido para daros el sí quiero es muy especial, tras el reencuentro con nuestro querido San Antón y teniendo la bandera cristiana ondeando en el castillo de Embajadas», señaló Alfaro concluyendo su intervención con la ocurrente frase: «Lo que la fiesta ha unido, que no lo separe el hombre». Tras el beso, los anillos, los discursos y las felicitaciones la comitiva nupcial se marchó al banquete desfilando con alegres pasodobles. Y de luna de miel: la capitanía pirata en las fiestas de Elda. Así el Caribe puede esperar.


(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario