lunes, 25 de julio de 2016

ORIHUELA - Diversión a raudales en la Retreta

Diversión a raudales en la Retreta

Integrantes de una comparsa mora vestidos con trajes típicos alemenes se divierten en la calle Aragón . Integrantes de una comparsa mora vestidos con trajes típicos alemenes se divierten en la calle Aragón . / Alberto Aragón
Los festeros desplegaron un derroche de imaginación y buen humor en el desfile más informal
Los integrantes de las comparsas hicieron un alarde de ironía y desenfado antes de encarar hoy la Entrada del Bando Cristiano
JOAQUÍN ANDREU  ORIHUELA
22 julio 2016

Las Fiestas de la Reconquista dan para muchos momentos en los que los comparsistas pasan ratos amenos, algunos con el disparo de arcabuces o cañones u otros como la noche del miércoles viendo desfilar a las huestes más menudas pero sin duda de lo que algo disfrutan a raudales los comparsistas de los bandos Moro y Cristiano es de la Gran Retreta Festera. Ayer no iba a ser menos y fueron centenares los que disfrutaron acaso de la noche más desenfrenada de las que se viven en las calles de la ciudad. Antes de que hoy y mañana los integrantes de las comparsas se pongan sus espectaculares trajes para dar lustre a sus dos Entradas vivieron un paseo por las calles de lo más festivo donde los penachos, capas, yelmos o lanzas se aparcaron para dejar paso a disfraces de toda clase.

La Retreta es un compendio de disfraces en donde cada comparsa elige indumentaria y no hay normas que encorseten la fiesta. Todo vale, desde aquellos que hacen de ella una sátira a otros que deciden emular a personajes de películas o cintas de los sueños infantiles.

De este modo se pudo contemplar por parte de los cientos de espectadores que flanquearon el paso por las calles de los integrantes de las comparsas desde un grupo de periodistas de los Caballeros del Rey Fernando que se plantaron en los madriles para asistir a las jornadas de Fitur acompañados de varios componentes de la Centuria Romana. Gacetilleros de bloc en ristre y acreditaciones dieron paso al resto del Bando de la Cruz con animadores y animadoras de fútbol americano con sus pompones y cascos, o los Tadmires que presentaron a la más jocosa delegación española que irá a las Olimpiadas de Río de Janeiro. Los Caballeros del Oriol optaron por su parte por los monstruos devoragalletas o los Caballeros de Santiago por aparecer con disfraces eléctricos ya que apostaron por ir de transformadores.


A estos se sumaron los trogloditas de los Seguidores de Arún y Ruidoms para terminar los Contrabandistas con trajes de la famosa Mary Poppins, todos blancos y con sombrillas a juego debajo de las cuales había desde bandoleros de pelo en pecho y poblada barba a labios carmines para dar la nota hilarante a su Retreta.

Acto seguido de los cristianos llegaron los jolgoriosos participantes del Bando Moro con los Muladíes en cabeza donde se pudo ver de todo un poco, desde presos con los consabidos trajes a rayas a una interpretación de las fiestas de los años setenta, trogloditas y una miscelánea de color sin igual. Los embajadores de este año, Moros Beduinos, se inclinaron por una 'bici-birra' donde los más jóvenes se apostaron vestidos con los trajes típicos tiroleses, sombreros teutones y no pocas trenzas resaltando pómulos jalonados de barbas igual de hirsutas que sus pectorales, en una estampa de 'mujeres' más varoniles que atractivas.

Otras comparsas del Bando de la Media Luna decidieron darse un paseo en forma de safari con atuendos de exploradores, algún que otro caníbal suelto por el asfalto o sumergirse en los ritmos de los años setenta u ochenta con las canciones de los suecos ABBA tronando de los altavoces de las camionetas. Hubo algunos, los Almohábenos, que la fiesta la llevaron incluso más allá del océano y se plantaron en México para que la diversión fuese un culto a los muertos como en este país. En cambio otros decidieron asustar menos a los niños que vieron la Retreta y dedicarse a sacar a los personajes de 'Alicia en el País de las Maravillas' como los Negros Egipcios o los Escorpiones con trajes de cartón que recrearon los recortables de cuando los niños jugaban con ellos. En suma, disfraces pero sobre todo juerga en el cuerpo de los festeros en una noche para divertirse.


(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO LA VERDAD)

No hay comentarios:

Publicar un comentario