sábado, 14 de mayo de 2016

PETRER - Fuego y conquista en la Embajada Mora




Fuego y conquista en la Embajada Mora
La participativa Guerrilla y Estafeta, con el envite de los capitanes, da paso al vehemente parlamento

PÉREZ GIL 14.05.2016 | 03:07
Fuego y conquista en la Embajada Mora
Fuego y conquista en la Embajada Mora
Fotos de la noticia
El acto finaliza con la rendición cristiana de la plaza.

Fuego cruzado entre Moros y Cristianos a las seis y media de la tarde. Comenzaba la Guerrila que iba a sembrar con el humo blanco, el olor a pólvora y la confusión del fogonazo y el estallido el sitio de Petrer desde la calle Constitución hasta la plaça de Baix.

Tocaba Embajada Mora pero antes había que librar la Estafeta. Desde el final de la calle Gabriel Payá avanzaron y retrocedieron las tropas de uno y otro bando haciendo rugir sus cañones y trabucos hasta que llegó el inevitable enfrentamiento entre los dos capitanes de la media fiesta. Las ruedas de tiradores actuaron con nobleza, medida y cadencia, ofreciendo un digno espectáculo para el reducido y selecto grupo de los amantes de la arcabucería. Y al finalizar la participativa Estafeta que este año ha superado con creces el centenar de tiradores, el moro iniciaba a las nueve de la noche un vehemente parlamento que acabaría sin acuerdo y con la rendición del cristiano tras una destacada actuación de los bravos Embajadores: Yari Juan Parrés Navarro y Francisco Javier Yelo Castelló.



Con la llegada del boato, la plaça de Baix se llenó de público, color, música y festeros antes de convertirse en el escenario de la última contienda. Tocaron llamada una y dos veces, se invocó al jefe del castillo para que lo defendiese, hubo réplica y enérgica respuesta pero el cristiano cumplió lo que dijo, que el castillo no se rendía, a pesar de la confianza del moro en la victoria que se avecinaba.

Con una merecida ovación a los dos Embajadores y a sus respectivos séquitos y centinelas finalizó la Embajada Mora pasadas las diez de la noche. Los festeros de Petrer regresaron entonces a sus sedes, casas y cuartelillos para reponer fuerzas porque la noche iba a ser larga. Y lo fue.



(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)






No hay comentarios:

Publicar un comentario