sábado, 18 de julio de 2015

ORIHUELA - El Síndico insta a devolver a la ciudad su lugar en la Historia

El Síndico insta a devolver a la ciudad su lugar en la Historia

El alcalde y el síndico colocan en el balcón la Gloriosa Enseña del Oriol durante el disparo de cohetería. El alcalde y el síndico colocan en el balcón la Gloriosa Enseña del Oriol durante el disparo de cohetería. / A. A.
Apela al espíritu de los oriolanos de la Edad Media para «despertar a nuestra gran ciudad del letargo en el que parece estar sumida»
PILAR M. MACIÁ | ORIHUELA @pilarmacia
17 julio 2015

Cambian las personas pero la sensación es la misma en los minutos anteriores a que nazca cada 17 de julio. Cientos de festeros se agolparon anoche a las puertas del Ayuntamiento con la vista puesta en el balcón principal de la Casa Consistorial, que abrió sus ventanas para que saliera por una de las correspondientes a los salones principales de la casa palaciega la Gloriosa Enseña del Oriol. El Pájaro inició su recorrido, con las luces ya apagadas, desde el salón al que da nombre hasta el lugar que se le tiene reservado para su exposición, y allí fue instalado por el que este año ha sido designado como Síndico Portador, Francisco Gómez Ávila, quien lo recibió emocionado, igual que lo estrechará durante la jornada de hoy en el desfile conmemorativo del 773 aniversario de la Reconquista de la ciudad por las tropas cristianas. Giménez Ávila hizo un intenso repaso por la historia de una ciudad con todos los ingredientes para ser escenario de una novela repleta de gestas, acuerdos, leyendas y batallas a lo largo de los siglos, y apeló al trabajo conjunto de todos los oriolanos para lograr devolver a Orihuela sus tiempos de gloria a través de sectores punteros como el agrícola o el de servicios además de con un proyecto integral de turismo cultural.

DÍA DE LA RECONQUISTA
Traslado de la Gloriosa Enseña del Oriol a la Catedral. A las nueve y media de la mañana, desde el Ayuntamiento.

Procesión de las Santas Justa y Rufina con la Gloriosa Enseña del Oriol. Parte a las 10.00 horas desde la Catedral, donde se suma al cortejo el Cabildo.

Misa de la Reconquista. 10.30 horas en el templo de las Santas Justa y Rufina.

Desfile de la Gloriosa Enseña del Oriol. Está prevista su salida a las 11.30 horas desde Santas Justa y Rufina. Acuden las comparsas con traje de media gala y está presidido por la Armengola, Embajadores Moro y Cristiano, Cargos Festeros y Junta Directiva Central.

Entrada Mora. Partirá a las 21.00 horas desde la calle Ocarasa. Lo abren las banderas y boato de la Asociación, Armengola 2015 y Escolta, y Ricardo Pérez, Embajador Moro, dirige a las tropas Realistas en su entrada a la ciudad.

Retirada de la Gloriosa Enseña del Oriol. Concentración a las 23.30 horas en el Ayuntamiento. Será a media noche.

Pero antes que el Síndico tomó la palabra el alcalde, Emilio Bascuñana, quien por primera vez ejerció como primera autoridad municipal en este acto bajo la atenta mirada de los festeros y del resto de concejales de la Corporación, que lo siguieron desde los distintos balcones, lo mismo que los embajadores y la Armengola. Tanto Bascuñana como Francisco Giménez tuvieron un recuerdo en sus palabras hacia el encargado de portar al Oriol en el año 2008, el recientemente fallecido Domingo Espinosa Albertus. «De tí hemos aprendido a amar la Fiesta, a vivirla y a compartirla», dijo el primer edil, quien pidió unión de todos los ciudadanos «para ganar las batallas de la igualdad de derechos y la discriminación a todos los niveles». Así precisó que no deben quedar dudas de que su equipo trabajara con «absoluta prioridad por las necesidades de los más desfavorecidos, desde conseguir lo más básico como empleo y vivienda digna hasta los mismos servicios de calidad que disfrutan las otras localidades de la comunidad», uno de ellos pendiente desde hace más de una década, el Centro de Salud del Rabaloche, al que no obstante no hizo ninguna referencia directa.

Los pequeños aseguran el futuro de la Fiesta
Emilio Bascuñana dio paso al Síndico, al que definió como el maestro que ha sido durante décadas y al que calificó como la persona que encarna «a la perfección la inteligencia, que con habilidad conviertes en sabiduría». Con referencias a los embajadores, Ricardo Pérez y Dámaso Aparicio, a la Armengola 2015, Ángeles María Vidal, y el consabido «Arriba la Fiesta», Francisco Giménez se dispuso en el atril. Sus primeras palabras, tras los saludos de rigor, fueron para Domingo Espinosa, al que siguieron referencias a sus padres que le hicieron amar a Orihuela desde pequeño a través de sus tradiciones.

En este punto se paró en la Cabalgata de los Reyes Magos, «aquella que empezaba en Las Espeñetas», San Antón, la Semana Santa y la fiesta del Pájaro de su niñez, más sencilla que la actual. El repaso a la historia, desde la villa a la Gran Ciudad, de Aurariola a Orcelis, Uryula, Oriola, Oleza y Orihuela a través de sus personajes y a las épocas de mayor esplendor de la que fue segunda ciudad del Reino de Valencia, sin olvidar a Miguel Hernández, el Síndico llamó a los oriolanos, a los 'vientos del pueblo' que supieron en su momento defender el territorio y a esos mismos aires hernandianos actuales para que con el empeño de los ciudadanos «despierte nuestra gran ciudad del letargo en el que parece estar sumida, cuando tenemos casi de todo para salir adelante en esta sociedad tan competitiva que nos ha tocado vivir».

Para ello reivindicó la figura del Síndico que antaño representaba a la gobernación en Valencia «para que ante el gobierno regional se escuchara el sentir de los ciudadanos, ya que ha habido momentos en que este pueblo ha tenido que levantarse para pedir su hospital, el río limpio o la Universidad», para cuyas comisiones también tuvo unas palabras. Los sectores productivos, tan pujantes como el agrícola o tan pendientes de desarrollar como el industrial también formaron parte de un discurso que acabó reclamando a los 25 concejales salidos de las urnas que vayan «todos a una», y citó a Winston Churchill para asegurar que «la democracia es la necesidad de doblegarse, de vez en cuando, a las necesidades de los demás».

Por eso pidió mecanismos que permitan la transparencia en la gestión pública, que los oriolanos «intervengamos en el gobierno de nuestra ciudad y que por supuesto los más desfavorecidos sean atendidos en función de sus necesidades». De no ser así barruntó que «surgirán 'vientos del pueblo' que recordarán a nuestros regidores lo que tienen que hacer».

El intenso calor que hacía anoche en Orihuela provocó que efectivos de emergencias tuvieran que atender a dos personas que sufrieron un desfallecimiento en la tribuna de invitados.


(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO LA VERDAD)

No hay comentarios:

Publicar un comentario