miércoles, 29 de julio de 2015

CASTALLA - anuncia los Moros y Cristianos





Castalla anuncia los Moros y Cristianos
La Ermita de la Sang vuelve a ser el escenario de la celebración tras las obras que el año pasado modificaron la localización del acto - Los festeros desafiaron el calor durante el «avís» y la «Ballà de Banderes», actos del día de Sant Jaume

ANNA CORTÉS I MORANT 26.07.2015 | 01:57
Momentos diversos de la festividad de Sant Jaume que se celebró ayer en Castalla.
Momentos diversos de la festividad de Sant Jaume que se celebró ayer en Castalla. JUANI RUZ
Fotos de la noticia
Castalla anunciaba ayer, en la festividad de Sant Jaume, la llegada de las fiestas de Moros y Cristianos que se celebran del 1 al 4 de septiembre en honor a su patrona, la Virgen de la Soledad. A pesar del calor las siete comparsas locales participaron en los actos del día.

Y es que la jornada fue excesivamente calurosa, pero esto no impidió a los festeros desfilar por las calles principales de Castalla proclamando sus fiestas de Moros y Cristianos.

Para empezar con los actos, los festeros se agrupaban a las nueve de la mañana en la diana, y al terminar con la primera cita de la jornada, las siete comparsas, cuatro cristianas –Mariners, Pirates, Cristians y Maseros–, y tres moras –Moros Vells, Moros Nous y Moros Grocs- iniciaban un pasacalle por el municipio hasta llegar a la Ermita de la Sang, situada a las faldas del conocido Castillo de Castalla.

Una vez en la Ermita, los festeros ofrecían una misa a la patrona, con la que se proclamaba el inicio de las fiestas patronales.

Este año ha destacado el retorno a la Ermita, ya que en la pasada festividad de Sant Jaume, no se pudo acceder a la zona por las tareas de restauración que se estaban llevando a cabo.

Durante los actos, las capitanías de cada comparsa, trasladaban las tradicionales banderas que les acompañaran en el mes de septiembre. Estas banderas, permanecen cerradas en los actos de la mañana esperando a ser bendecidas ante la Virgen de la Soledad por la tarde, siendo la única localidad alicantina que realiza este acto.

A las 18 horas, los castallenses se reunían de nuevo en la Ermita de la Sang para la bendición y el despliegue de banderas del cual se encargaron las Damas y la Reina de las fiestas. A continuación, desde la Ermita hasta la Plaza Mayor se realizaba el desfile del «Avís de Festes», este recorrido advierte al resto de vecinos de la localidad, el inicio de las fiestas de Moros y Cristianos.

Para cerrar con los actos de Sant Jaume, los festeros se reunían en la plaza Mayor para realizar la tradicional «Ballà de Banderes», donde se exhiben las banderas abiertas que acompañaran a los capitanes durante su cargo.

La participación en la festividad de Sant Jaume destacaba por los numerosos festeros que participan en los actos de la localidad, pero además por los curiosos y turistas que llenaron las calles del municipio para contemplar la exibición nocturna de las banderas en la plaza Mayor.

La próxima cita antes de las fiestas que se dan del 1 al 4 de septiembre, será la celebración de la tradicional «Olleta» el 31 de agosto. En cada comparsa cocinan para los festeros esta típica comida de la zona, y posteriormente los festeros salen a desfilar de nuevo por las principales calles de Castalla


(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario