lunes, 1 de junio de 2015

ELDA - Los festeros desafían a la lluvia

Los festeros desafían a la lluvia La comparsa de Zíngaros abrió la Entrada Cristiana mostrando el poderío de las huestes de la cruz MARIVÍ PARDO / FOTOS DE ERNESTO SÁNCHEZ 01.06.2015 | 10:33 Los Moros y Cristianos de Elda se imponen a la lluvia Ver Galería Los festeros desafían a la lluvia Más fotos La Entrada, que se suspendió durante 45 minutos, se reinició con la comparsa de Estudiantes que se llevó el entusiasmado aplauso del público. Los Moros y Cristianos de Elda se impusieron a la lluvia, que intentó aguar la Entrada Cristiana. El desfile se suspendió durante 45 minutos. Momento que aprovechó la escuadra Zaidines de los Moros Realistas para bajar por la calle Juan Carlos I sin música, pero con el aplauso de quienes se protegían en las marquesinas de los edificios. Después, la tregua que dio la climatología, durante unos minutos, favoreció que la comparsa de Estudiantes lo reanudará. El público aplaudió el reinició de la Entrada. Pero, sólo fue un espejismo. Al inició del desfile de los Moros Realistas, los primeros del bando de la media luna, el aguacero hizo, otra vez, acto de presencia provocando que el público abriera, de nuevo, los paraguas. Las conversaciones entre el presidente de la Junta Central de Comparsas, Pedro García, con los de las que todavía quedaban por iniciar el desfile se sucedían, Finalmente, los moros decidieron continuar a pesar de la tormenta. La borrasca arreció pero las marchas mora no dejaron de escucharse mientras en la plaza Castelar se anunció la salida de cada comparsa. Otra vez, la lluvia hizo de las suyas y cuando llegó el turno de los Moros Marroquíes, el desfile se paralizó. Pero, apenas amainó su intensidad se reemprendió la Entrada, que terminó cerca de las 12 de la noche. Apertura con fuerza Con fuerza entraron los Zíngaros en las calles de Elda. Todas sus señas de identidad estuvieron presentes en la apertura de un desfile en el que brilló la imaginación, a la vez que demostraron el poder y el brio de los fieles de la cuz. Un bloque de más de cien Zíngaros, con un fuerte grupo de percusión, mostró su poderío en las calles de Elda. Los gitanos pisaron la calles de Elda y quisieron ponerlo manifiesto. Cascabeles, panderetas y música son los elementos que les caracterizan y su boato estuvo salpicado de ellos. Ballets llenos de magia y de flores precedieron a la capitanía de los Zíngaros a la que acompañaba una carroza donde un grupo de cuerda interpretaba partituras a las que ponía voz una cantante lírica. Así, el clasicismo se imponía en una comparsa que se caracteriza por romper moldes. Cerró el paso de la comparsa, el mogollón Zíngaro, que bailaron y cantaron a los sones del tema de Camilo Sesto, «Vivir así es morir de amor». Con los Contrabandistas llegaron los pasodobles toreros mientras algunas gotas empezaban a caer del cielo. Los ojos de los espectadores se alzaron al cielo esperando que la climatología respetase la Entrada. Tras ellos, se plantaron en la calle Juan Carlos I, los cristianos. Las marchas cristianos tomaron las calles y la lluvia, también. Los paraguas se abrieron entre el público y quienes no fueron previsores buscaron un soportal donde guarecerse de la lluvia. El desfile seguía. Contrabandistas, Cristianos y Piratas desafiaron a la lluvia y no les importó mojarse con tal de finalizar su Entrada. Pero, desde la Junta Central se decidió que la comparsa de Estudiantes esperase en la plaza Castelar a que amainase la lluvia. En la tribuna de autoridades se encontraba la cantante y pregonera de 2015 Soraya Arnelas. Maravillada del desfile que estaba viendo sintió que la lluvia aguara el espectáculo. (NOTICIA Y FOTOS PUBLICADAS POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario