viernes, 29 de mayo de 2015

ELDA - La fiesta estalla con «Idella»

Fiestas de Elda La fiesta estalla con «Idella» Adela Pedrosa no preside el acto de la Entrada de Bandas ni sube al Castillo de Embajadas para proclamar de forma oficial el inicio de las fiestas alegando motivos personales MARIVÍ PARDO / FOTOS: CARLOS RODRÍGUEZ 29.05.2015 | 09:29 Durante la interpretación del pasodoble «Idella» la plaza estaba repleta. Durante la interpretación del pasodoble «Idella» la plaza estaba repleta. CARLOS RODRÍGUEZ La fiesta estalla con Ver Galería La fiesta estalla con «Idella» Fotos de la noticiaMás vídeos Rafel Garrigós fue el encargado de dirigir a las 10 bandas en la interpretación del pasodoble. Cuando el pasodoble «Idella» sonó en la plaza de la Constitución, la fiesta estalló en Elda. Frente al Castillo de Embajadas, miles de personas cantaron al unísono la letra de este «Himno de la Fiesta» de los Moros y Cristianos de la ciudad, que dirigió el compositor Rafael Garrigos, director de la Unión Musical de Canyada (Alicante) y de la Unión Musical Santa Cecilia de Enguera (Valencia). El autor de «Ambaixadora Cristiana» levantó la batuta antes de las 21 horas desde lo alto del Castillo para que la banda Santa Cecilia y las nueve comparsas interpretaran la pieza de Miguel Villar con letra de Antonio Juan Muñoz, que da el inicio oficial a las fiestas. Después de un año de espera, la magia volvió al epicentro de la fiesta eldense, la plaza de Ayuntamiento, y Elda se sumergió de lleno en sus Moros y Cristianos. El emotivo acto se remató con una «mascletà» que se disparó desde detrás del Ayuntamiento mientras las campanas de la iglesia de Santa Ana repicaron. Así se proclamó a los cuatro vientos que, ahora sí, que Elda ya está en fiestas y que se avecinan días en los que la rutina diaria quedará aparcada para ejercer de moro o de cristiano. Antes de este momento la expectación era máxima en la plaza de la Constitución, la calle Colón y aledañas eran un hervidero de festeros y vecinos dispuestos a cantar, saltar y celebrar la llegada de los días grandes de Elda. Al filo de las 20.30 horas una riada de festeros caminaban hacía la plaza del Ayuntamiento. En ese momento, la plaza estaba llena, pero en los últimos diez minutos no cabía un alfiler en la calle Colón. Un enjambre de jóvenes, niños y mayores ocupaban cada centímetro de las calles desde donde se podía escuchar el emblemático pasodoble. Entrada de bandas Los primeros en desfilar desde la plaza del Zapatero hasta la de la Constitución - en el acto denominado la Entrada de Bandas- fueron las autoridades de la Junta Central de Comparsas encabezadas por su presidente, Pedro García, y el director del pasodoble, Rafael Garrigós, escoltados por la banda Santa Cecilia. Abrieron el desfile los dos festeros a los que en 2015 se les otorgó el mayor honor festero. La bandera la portó Ana Dolores Ortuño Díaz, la contrabandista a la que se le entregó el «Cristiano de Plata» y junto a ella desfiló el musulmán, «Moro de Plata 2015», Francisco Antonio González Ortin. A continuación desfilaron las comparsas con sus bandas, precedidas por su estandarte, que fueron recibidas por sus presidentes a las puertas del Castillo. La primera en llegar fue la de Zíngaros seguida por los Contrabandistas, Cristianos, Piratas, Estudiantes, Moros Realistas, Huestes del Cadí, Moros Musulmanes y Moros Marroquíes. La cuenta atrás para escuchar el pasodoble «Idella» comenzó. Primero ocuparon el castillo los estandartes y una vez reunidas las autoridades festeras asomadas desde las almenas, el presidente de la Junta Central inició de forma oficial las fiestas nombrando a cada una de las comparsas y su aliento festero recibió del público vítores y aplausos. Un año más miles de eldenses entonaron el «Idella de mis amores...», muchos de ellos con lágrimas de emoción en los ojos. Cuando terminó todo eran abrazos entre los festeros. Un «Idella» sin alcaldesa Desde la profunda reforma que sufrió el programa de los Moros y Cristianos de Elda en 1991, ningún alcalde de la ciudad había faltado a su cita con el castillo de Embajadas y la emocionante interpretación del alegre pasodoble. Sin embargo, para sorpresa de muchos de los que querían recibir a la alcaldesa en funciones, Adela Pedrosa, con una gran pitada, la primera autoridad no apareció y se quedaron con las ganas. Asimismo ningún integrante del equipo de gobierno, después de las elecciones en las que han perdido el gobierno, acompañó en el desfile a la Junta Central de Comparsas. Fue el presidente de la entidad festera, Pedro García, quien arengó a las tropas de ambos bandos a disfrutar de las fiestas. Así se rompió una tradición de casi 25 años. Por su parte, la alcaldesa dió las explicaciones oportunas en su muro de la red social facebook. Pedrosa aclaró: «Tarde especial de jueves de moros!! Os deseo a todos una muy feliz entrada de bandas! En estos momentos estoy en el hospital de Elda acompañando a mi marido que ha sido ingresado hace unas horas». Y añadió que «espero que entendáis que la familia es lo primero y cualquiera de vosotros haría lo mismo». (NOTICIA Y FOTOS PUBLICADAS POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario