martes, 14 de octubre de 2014

CALLOSA D'EN SARRIÁ - La guerra se decide entre mujeres

Callosa d'en Sarrià La guerra se decide entre mujeres Dos festeras protagonizan el asedio moro al castillo cristiano en Callosa, que por segundo año amplía la presencia femenina en la fiesta S. I. 14.10.2014 | 10:42 La guerra, en Callosa d'en Sarrià, se decide entre mujeres Ver Galería La guerra se decide entre mujeres DAVID REVENGA Más fotos De mujer a mujer. Así se desarrolló ayer la embajada mora de Callosa d'en Sarrià. Y es que la voz cantante del asedio de los moros al castillo cristiano la llevaron dos festeras. Cada una en su respectivo bando. Un hecho que fue histórico el año pasado ya que, por primera vez, en los 153 años de historia de la Fiesta, una mujer se subía a lo alto del castillo para defender a las tropas de la Cruz. Este año la presencia femenina era por partida doble. Por un lado, Nancy Ferrer Ferri, miembro de la filà Corsaries, fue la encargada de declararle la guerra abierta a la Media Luna. Por otro, Natalia Cano, de la filà Guardia Negra, no se amedrentó y contestó a su oponente a base de versos y, más tarde, de trabucazos. Sus interpretaciones emocionaron y arrancaron los aplausos de los que se congregaron en la plaza de España para ver la Embajada. El tiroteo, debido a las obras en la cara norte de la Iglesia de San Juan Baustista, no se realizó por la calle Sellesos, como viene siendo habitual. Los festeros gastaron toda su pólvora en la plaza de España. Ya casi entrada la noche se procedió a la procesión en honor a la Mare de Déu de les Injúries. Multitud de festeros acompañaron las capitanías y a las banderas. Las filàs La Llana y Filibusters arroparon a sus respectivas capitanías mora y cristiana. Como es tradicional, salieron personajes bíblios como la hermosa Judith, Santa Bárbara y Santa Úrsula. Los «Nanos» abrieron el desfile, con el tradicional repiqueteo de castañuelas. También se emocionó el público con la súplica que la niña Rebeca Pérez, ángel de este año, le dirigió a la Verge de les Injúries. Más tarde se realizaron las fiestas en la kábilas. Varias horas antes, al mediodía, tuvo lugar el concurso oficial del tradicional «Ball Moro», que rememoró en la plaza del Convent uno de los actos más característicos de la fiestas de Callosa, que data de 1860 y recrea la preocupación por la cosechcas de los antiguos labradores. (nOTICIA Y FOTOS PUBLICADAS POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario