jueves, 11 de septiembre de 2014

VILLENA - La alegría de las fiestas venideras





Villena
La alegría de las fiestas venideras
Los Moros Nuevos cantan el pasodoble «Día 4 que fuera» en la plaza de Santiago como fin de los festejos

MARIVI PARDO 10.09.2014 | 10:35
 La alegría de las fiestas venideras
La alegría de las fiestas venideras
Fotos de la noticia
El 9 de septiembre las fiestas de 2014 se dieron la mano con las de 2015 en Villena. Fue una jornada de un sabor agridulce. Por la mañana, la Virgen partió desde el templo de Santiago en romería. Poco a poco todo se fue apagando en la localidad. Cada hora los festeros dijeron adiós a las fiestas. Tuvo lugar el último almuerzo, el último momento con la banda, la última tertulia de fiestas y el último desfile.

Pero mientras unos despidieron las fiestas que concluyeron con la traca final, otros empezaron a saborear el año maravilloso que les espera. Son los cargos de 2015, que tomaron el relevo a los de 2014 en el desfile de Nuevos Capitanes, Alféreces y Madrinas, que se inició a las 17 horas.

En las catorce comparsas, los cargos de estas fiestas con sus bandas y las madrinas con sus trajes de villeneras encabezaron el desfile. La emoción y las lágrimas se contagiaron de unos a otros. Abrazos, despedidas y mucha nostalgia formaron parte del desfile que pone punto y final al programa de actos.

Los cargos de 2015 también lo encabezaron. Se encontraban al lado contrario de los de 2014. Sin banda y con los trajes oficiales de sus comparsas respiraron antes de iniciarlo. Era el principio de su cargo como representantes de los colores de su asociación festera.
El desfile de Nuevos Capitanes, Alféreces y Madrinas fue ágil. Es un acto de acompañamiento a los cargos festeros donde manda el pasodoble sobre otras piezas musicales como marchas moras. Son cada vez menos las escuadras especiales que participan en él y el traje oficial de los festeros se reduce al de campaña al igual que las dianas.

Día 4 que fuera
El cansancio de los festeros se reflejó en unas ojeras que al maquillaje le resulta difícil esconder. Los pies estaban doloridos, pero todavía quedaban ganas para disfrutar de las últimas horas.

La frase «Día 4 que Fuera» corrió de boca en boca. Desde la Junta Central de Fiestas explicaron el sentido de la oración: «El día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que no terminaran». «Contraponían así la alegría del día 4, es decir, de la víspera de las fiestas, a la tristeza del día 9, ya que este último era el día más triste del año», añadieron.

La expresión más clara de que el final de las fiesta se engarza con las próximas es la rueda de los Moros Nuevos.

Los socios de la comparsa entraron a la plaza de Santiago y desfilaron en el sentido de las agujas del reloj. Así hasta que sus socios estuvieron dentro. Después el presidente les dirigió unas palabras de agradecimiento. La banda comenzó a interpretar el pasodoble de «Día 4 que Fuera» de Alberto Pardo Caturla con letra de Francisco Hernández Hurtado, que cantaron los socios. Al finalizar lanzaros los gorros al aire. Las fiestas 2014 habían terminado.

(NOTICIA Y FOTOS PUBLICADAS POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario