martes, 19 de agosto de 2014

ELCHE - El sueño de las Huestes del Califa de conquistar la ciudad se hace realidad

El sueño de las Huestes del Califa de conquistar la ciudad se hace realidad
Más de 1.200 personas conformaron el espectacular boato de la Entrada Mora donde Roberto Fernández se consolidó como gran califa 2014 junto a su prima Ana Fernández como favorita
FIESTAS 8/8/2014Por: @SalvaElx



Es la primera vez en la historia de la fiesta de Moros y Cristianos que un hijo de capitán ha ostentado años después también una capitanía. Es por ello que Roberto Fernández ha estado esforzándose junto a su prima Ana Fernández en crear un espectáculo que no defraudó a nadie. Las Huestes del Califa imprimieron el carácter de su comparsa en un boato que será recordado por muchos años donde no faltaron las referencias a Elche y a la cultura beduina.

El recorrido fue perfumado con los aromas del desierto para trasladar al público hasta un campamento bedú donde los ballets inundaron de color la calle con sus espectáculos. Más de 300 bailarines desfilaron a lo largo del boato entre cada una de la filás, que lucieron sus mejores galas sin abandonar las referencias a los colores oficiales de su comparsa.

Con el Aromas Ilicitanos convertido en marcha mora, la gran favorita hizo su entrada en la Plaça de Baix escoltada por un ballet de animales que cerró los consejeros del capitán montados en dromedario. La magia que las Huestes recrearon a modo de ensoñación cobró vida cuando una estruendosa cohetá anunció la llegada del capitán moro en una carroza tirada por los espíritus de Yinn que estuvieron representados por alumnos de Jesutinas de Roberto Fernández. Es la primera vez que en un boato moro, el capitán lleva una marcha acompañada de una coral.

Los detalles no faltaron en el boato, con un guiño a dos comparsistas "caídos en batalla". Es por ello que en su carroza estuvo presente el turbante del sarraceno y capitán en 2002 Miguel Ángel Giménez; así como el casco astur de Diego García, capitán cristiano en 2005. La carroza además iba adornada con una cabeza de elefante, símbolo que utilizó el padre de Roberto en 1999 cuando ostentó la capitanía.

De esa forma, las Huestes conquistaron la ciudad cumpliendo así con el sueño que su capitán tenía desde que acompañó hace 13 años a su padre en el boato.

(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR INFOEXPRES.ES)

No hay comentarios:

Publicar un comentario