miércoles, 20 de agosto de 2014

ELCHE - Colores para una tradición

Colores para una tradición
El homenaje de flores a la Patrona recupera las tonalidades de la granada

I. J. INIESTA / M. M. MELERO / GALERÍA: A. AMORÓS 12.08.2014 | 13:16
 Homenaje de flores a la Patrona de Elche
Ver Galería
Colores para una tradición
Más fotos
La ofrenda floral a la Virgen de la Asunción recuperó ayer los colores tradicionales de la granada tradicional del Camp d'Elx gracias a los 350 ramos que portaron las mujeres de las doce comparsas de Moros y Cristianos desde la Iglesia de San Juan hasta la Basílica de Santa María.

El tradicional bautismo de neófitos de la Asociación Festera de Moros y Cristianos se quedó desierto un año más al no tener nuevos niños que incorporar a las filas de las comparsas. Se trata del segundo año que este tradicional evento, que pone el acento de protagonismo en los más pequeños, no puede realizarse al no haber ningún nuevo nacimiento entre los comparsistas. Por tanto, y de modo simbólico, los bautizados fueron los del bando de la media luna, simbolizando su conversión al cristianismo, paso previo y necesario para realizar la ofrenda a la Patrona de la ciudad.

Además, minutos antes de partir desde la iglesia de San Juan Bautista hasta la Basílica de Santa María para realizar la tradicional ofrenda, se realizó una misa en honor a las 350 mujeres festeras que ofrecieron ayer homenaje floral a la Virgen de la Asunción.

Se trata del único evento en el que participan las doce comparsas de Moros y Cristianos, tanto las del bando de la cruz como los de la media luna, por lo que el evento reunió entorno a 800 personas y sirvió para pone fin a las celebraciones de Moros y Cristianos, que terminaron ayer al término de la ofrenda.

La imagen de la Virgen estuvo acompañada por un representante de cada una de las comparsas, que junto a la banda de música, y con el Aromas Ilicitanos como partitura estrella, amenizaron el recorrido hasta la plaza del Congreso Eucarístico. Las mujeres, al contrario de los hombres, que recorrieron las calles con el traje original de cada comparsa, esta vez desfilaron sin casco y con la cara descubierta, transportando los ramos de distintos colores, naranjas, amarillos y rojos que más tarde depositaron en la plaza del Congreso Eucarístico, frente a la imagen en cerámica de la Patrona, por primera vez en tres canastos de mimbre. Festeros de todas las edades, niños, mayores e incluso familias enteras, se sumaron al desfile para mostrar su devoción a la Patrona.

(nOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)



No hay comentarios:

Publicar un comentario