miércoles, 20 de agosto de 2014

ELCHE - Caballeros Halcones acerca la vida medieval












Caballeros Halcones acerca la vida medieval a Elche

Juan J. Sánchez
Fotos: Salva González
11 de agosto de 2014


Acercar un trozo del Elche medieval al Elche actual. Ese el motivo principal  escogido para el  boato del Capitán Cristiano 2014, Francisco Botella, que ayer desfiló por las calles ilicitanas. Fue un boato corto, sin grandes alharacas pero repleto de gusto e imaginación

Los primeros en formar parte del desfile serían los niños de Caballeros Halcones, que escoltarían a los cargos infantiles de la comparsa, Isaac Alacid e Irene Alacid.

Pronto seguiría la parte más medieval del desfile, con homenajes a esos dos grandes elementos que han ido conformando esta ciudad, como son la palma blanca y el zapato. Sendos artesanos mostraban la fabricación de esto productos, algunos de los cuales fue a parar a manos de parte del numeroso público que asistió al desfile.

La parte más tenebrosa de aquel entonces, simbolizados por una pira con una “supuesta bruja” y el que sería su verdugo de la Santa Inquisición, también estaría representada en el desfile.

 Otro personaje, muy desconocido por los ilicitanos, haría también su aparición. El obispo Arnau de Gurb, que residió durante un largo período en la ciudad, siguiendo al Rey Jaume I, y al que se atribuye la “organización” del hallazgo del consueta del Misteri. La banda sonora de esta parte del boato correría a cargo de la coral Amics Cantors, que interpretaban la conocida obra de Carl Orff, “Carmina Burana”.

En esta recreación del mundo medieval no podía faltar el principal centro de  actividad social de la época: el mercado, simbolizado en una carroza repleta de viandas.

Muy vistoso sería el ballet de la alcoyana Inma Cortés (de nuevo Alcoy como gran referente de esta fiesta), que  precedía a la aparición  de las primeras escuadras de Caballeros Halcones, con sus armas de asedio. Era la escolta perfecta para el Capitán Cristiano que, acompañado de la Infanta, Ángeles Pastor, montaba una carroza con un gran halcón y  cerraría un boato, pequeño pero rico en matices.

No acabaría el desfile aquí. Tras Caballeros Halcones sería el turno del resto de comparsas del bando cristiano,  con Templarios en primer lugar, seguidos por Piratas, Astures, Filà Boscos y Estudiantes.

(NOTICIA Y FOTOS PUBLICADAS POR ELCHEDIARIO.COM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario