martes, 19 de agosto de 2014

ELCHE - 800 maquilladores para cambiar de cara



800 maquilladores para cambiar de cara
Los comparsistas combinan majestuosos trajes de Moros y Cristianos con largas sesiones de maquillaje

IVÁN JIMÉNEZ INIESTA 09.08.2014 | 18:11
Pruebas de maquillaje de Moros y Cristianos en ElchePlay

Más vídeosFotos de la noticia
La majestuosidad de los trajes de Moros y Cristianos es uno de los elementos más llamativos de los desfiles que se sucederán durante estos días por el centro de la ciudad. Pero casi tan importante como la vestimenta, es el maquillaje y la caracterización, que transforman a los festeros en guerreros medievales o auténticos señores de la guerra.

«Se trata de un elemento fundamental de cara a crear un personaje diferente», apunta una de estas profesionales. Un traje de estas proporciones, sin un buen maquillaje «apenas queda en nada». Como ella, alrededor de 800 maquilladores trabajarán estos días para dar vida a las filàs que forman los bandos de la cruz y la media luna.

Y es que no una tarea sencilla. Las primeras pinceladas para el boato de ayer comenzaron a darse alrededor de las 10 de la mañana. Cada maquillador debe caracterizar a una media de diez o quince personas, con las que necesita alrededor de media hora para cada una de ellas.

Por tanto, estas sesiones de maquillaje se convierten en auténticas maratones para estos profesionales, pues «comenzamos a primera hora de la mañana y terminamos a escasos minutos del desfile en algunos casos, sin apenas para a comer», señalan. Por tanto, algunos festeros aguanta con el maquillaje puesto hasta nueve horas antes de que de comienzo el desfile.

Esto no sería posible sin las pinturas y maquillajes especiales, que resisten durante horas. «Es un maquillaje de body painting», señala una de estas profesionales, que aguanta unas diez o doce horas. Las más madrugadoras a la hora de transformarse ultiman los últimos detalles, como los labios o alrededor de la boca para «al menos, poder comer». Una vez maquilladas «lo importante es sudar lo menos posible y aguantar como se pueda», apunta una de las comparsistas».

El boceto, creado por los mismos maquilladores es elegido por las distintas filàs semanas antes del desfile. En algunos casos se convierte en un boceto que supone toda una obra de arte que ayuda a los espectadores a meterse de lleno en la época donde tuvo lugar el asentamiento moro.

(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario