miércoles, 23 de julio de 2014

SAN BLAS - Las huestes moras toman el barrio



Las huestes moras toman el barrio de San Blas
Festeros y público desafían al calor para seguir de cerca el desfile de la Entrada del bando de la media luna

A. T. / FOTOGALERÍA: CAROLINA ESCALANTE 21.07.2014 | 10:41
 Las huestes moras toman el barrio de San Blas
Ver Galería
Las huestes moras toman el barrio de San Blas
Más fotos
Los ritmos de las marchas moras se apoderaron en la tarde-noche de ayer del barrio alicantino de San Blas, durante el desfile de la Entrada del bando de la media luna. Este acto, que como de costumbre gozó de una elevada participación y mucho seguimiento por parte del público, era el plato fuerte del domingo en unas fiestas que culminarán hoy, con las dos Embajadas como acontecimientos más destacados.

Abría el desfile la filà Marrakets, que ostenta este año la capitanía mora, todavía cuando la luz natural iluminaba el recorrido. El calor se dejaba sentir, y mucho, pero aún así el itinerario de la Entrada estaba repleto de espectadores dispuestos a desafiar la intensa sensación de bochorno. Algunos –quizá los más afortunados–, en las terrazas de las cafeterías de la Avenida Condes de Soto Ameno y la calle Pintor Gisbert, convertidas en improvisadas tribunas desde las que contemplar el paso de los festeros de una manera algo más fresca. Aunque la temperatura debía ser peor, sin duda, para los propios participantes del desfile, dado el volumen de algunos trajes y el maquillaje que, como es habitual, lucían algunos de ellos. No obstante, se trataba de cualquier forma de un calor muy llevadero, por tratarse de una ocasión tan especial como la Entrada, esperada durante todo el año.

Tras el paso de la filà Marrakets, con su correspondiente boato de capitanía, el recorrido quedó repleto de los papelitos conmemorativos que los festeros de la escuadra Negres fueron lanzando, a modo de huella de la primacía de esta comparsa dentro del desfile. Allí permanecieron durante el resto del acto, mientras el resto de filaes del bando moro iban también haciendo el camino desde la parte más alta del barrio. Para entonces la noche ya había llegado y las luces del alumbrado especial eran las encargadas de dar el correspondiente fulgor a los trajes. El calor y la humedad persistían, pero sin echar atrás al público, que siguió arropando a los festeros a lo largo de todo el desfile, cuya finalización tuvo lugar ya en torno a la medianoche. La fiesta continuó en las sedes de las filaes.

Este lunes, en la última jornada de las Fiestas de Moros y Cristianos de San Blas, el primero de los platos fuertes será a las 11.00 de la mañana, con la celebración de la Embajada Mora. Tras el parlamento y la posterior batalla de arcabucería, los cristianos acabarán rindiendo el castillo. Eso sí, a partir de las 20.00 horas los papeles se invertirán, y serán los moros quienes traten de defender la fortaleza. Tras ello sólo quedará el Fin de Fiesta, a las 23.00 horas.

(NOTICIA Y FOTOS PUBLICADAS POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario