lunes, 27 de agosto de 2012

VILLENA - Menos pólvora para un Pasacalles que vuelve al barrio del Rabal

Villena Menos pólvora para un Pasacalles que vuelve al barrio del Rabal Unos 400 arcabuceros participaron ayer de forma activa en el acto que anuncia la cercanía de los festejos villenenses, que arrancarán el 4 de septiembre 27-08-2012 12:03 Menos pólvora para un Pasacalles que vuelve al barrio del Rabal Marivi Pardo Algo menos de pólvora que años anteriores se disparó ayer en un Pasacalles que en Villena anuncia la cercanía de las Fiestas de Moros y Cristianos. El presidente de la Junta Central de Fiestas (JCF), Antonio Navajas, adelantó, en el reparto del material explosivo, que "algún kilo menos se ha pedido aunque no es algo significativo". El Pasacalles se inició puntualmente desde la Plaza de Santiago. Antes de las diez de la mañana, las comparsas abrieron, tras un año de espera, las puertas de sus sedes sociales para dar de almorzar a sus festeros. La comparsa de Moros Viejos inició el desfile en el que la pólvora es la protagonista. Tras ella, todo el bando moro y después el cristiano, unos 400 arcabuceros, anunciaron que apenas faltan diez días para que llegue el ansiado día 4 de septiembre, una fecha que marca el calendario festero villenense. Los cargos festeros, que acompañaron a las regidoras mayor e infantil así como parte de la Corporación municipal, presidentes de comparsas e integrantes de la Junta Central de Fiestas cerraron un desfile, que llegó al filo de la una del mediodía, de nuevo, a la Plaza de Santiago. La explosión final de arcabucería, al tiempo que los alféreces de las catorce comparsas rodaron las banderas, puso el broche definitivo a un acto que se vivió sin incidente alguno. Novedad Este año, la única novedad, que presentó el acto festero fue su vuelta a las calles del barrio del Rabal, que el año pasado se descartaron del recorrido, tras la aprobación de una modificación del itinerario en asamblea de compromisarios de la JCF. Decisión ésta que molestó a los vecinos del barrio más antiguo de la ciudad. Sin embargo, en 2012, desde la concejalía de Fiestas se creó un itinerario alternativo, que ha evitado disputas entre vecinos y festeros. De hecho, en algunas casas de esta zona, como se hacía tradicionalmente, han vuelto a sacar bandejas de pastas típicas y licores como el kataki o el cantueso para obsequiar a todo aquel que se acercó por el barrio. Las nuevas calles que se han incorporado a este recorrido dieron una mayor agilidad al desfile, que fue algo más corto que con el itinerario tradicional. Tanto desde el Ayuntamiento como desde la Junta Central de Fiestas se valoró la amplitud de estas para que los vehículos de emergencia tengan una mayor accesibilidad. (NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario