sábado, 26 de mayo de 2012

ELDA - Barbie se hace festera

Barbie se hace festera en Elda Una modista aficionada confecciona trajes de Moros y Cristianos en miniatura para la famosa muñeca Además de diseños festeros, Mila Gil ha confeccionado trajes falleros, de época, etc. JESÚS CRUCES Moda festera en miniatura. La muñeca más famosa del mundo se ha declarado festera de la mano de una eldense que, apasionada de la moda y las Barbies, confecciona trajes oficiales y especiales en miniatura. P. GUZMÁn En sus más de 50 años de vida, y convertida en un icono cultural, la muñeca Barbie ha lucido una interminable colección de trajes y accesorios a tono con sus numerosos roles, oficios y aficiones. Hoy, de la mano de una eldense cuya pasión desde que puede recordar son la moda y las muñecas de colección, Barbie se ha hecho festera. Y luce con garbo, con sus 29 centímetros de altura, tanto trajes especiales como oficiales de las distintas comparsas, cual festera en miniatura. La artífice de los diseños que, cuidando hasta el mínimo detalle, ha sumergido a Barbie en las fiestas de los Moros y Cristianos de Elda es Mila Gil. No es modista de profesión, pero desde pequeña dibujaba vestidos para sus muñecas que luego intentaba confeccionar con trapos, fijándose en cómo cosía su madre. Hace alrededor de un año, tras atesorar numerosas -y no precisamente baratas-Barbies de colección, decidió empezar a confeccionar sus propios diseños y proyectar en la famosa muñeca su pasión por la moda. De momento, ha vestido a más de 45 muñecas que ya constituyen piezas únicas. Para los diseños, que ni siquiera dibuja previamente sino que confecciona a ojo directamente, se ha inspirado en todo tipo de épocas y tendencias, desde el romanticismo, la edad medio o el charlestón a la guerra de las galaxias, pero como eldense y buena amante de la fiesta, de la comparsa Cristianos para más datos, no ha podido resistirse a convertir a Barbie en festera. Se trata de una afición que, según confiesa, se está convirtiendo en una auténtica adicción, pero casi por casualidad, y sin pretenderlo, ya ha recibido varios encargos y ha vendido varias muñecas. Para Mila Gil, que se declara sin embargo incapaz de confeccionar un traje que no sea en miniatura, la Barbie es su perfecta maniquí y su imaginación el límite. Se abastece de muñecas por Internet -siempre busca que tengan caras diferentes-, concretamente en ebay, y atesora en cajas y baúles todo tipo de telas, pasamanerías y abalorios. Los diseños festeros han sido para ella un auténtico reto "porque los trajes tienen muchos bordados y hay que cuidar los detalles", pero el resultado definitivamente "vale la pena". Tanto es así que ya hay quienes lucirán diseños de Mila en estas próximas fiestas, concretamente las integrantes de una escuadra infantil de su comparsa, los Cristianos. "Vieron la muñeca con el traje y me la pidieron para que una modista reprodujera el diseño y el resultado ha quedado calcado, al detalle", explica. Igualmente, también hay capitanías que se han interesado por que Mila copie sus trajes para vestir una Barbie. (NOTICIA Y FOTOS PUBLICADAS POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario